3 Recetas de barritas energéticas caseras para ciclismo

En esta nueva entrega de alimentación ciclista del blog de Siroko vamos a explicarte cómo hacer 3 tipos de barritas energéticas en casa. La primera es para los amantes de lo crunchy, no requiere horno así que es bastante sencilla. No tanto como la siguiente, que es superfácil, no necesita horno y solo lleva tres ingredientes. Terminamos con una receta muy diferente a las dos anteriores. No lleva avena, hay que hornear la masa y el resultado es una barrita a medio camino entre un pan dulce y un bizcocho húmedo. ¡Deliciosa! 

Barritas energéticas crujientes de chocolate


Quizás no sean las barritas energéticas más sanas que hemos hecho, pero sí las más crocantes y unas de las más fáciles de hacer. Sin horno y con ingredientes sencillos que en caso de que no tengas en casa puedes sustituir por otros. Solo un consejo, depende del tipo de chocolate que uses debes de tener cuidado en los días de mucho calor porque cuanto más azúcar y manteca de cacao tenga más fácil se derrite. El negro o puro contiene menos azúcar y más pasta de cacao, por tanto tarda más en derretirse.

Ingredientes:

  • 190 g de mantequilla de cacahuete (¾  Cup). También puedes usar tahini, mantequilla u otra mantequilla de fruto seco.
  • 53 g de chocolate (⅓  Cup). El que más te guste. Nosotros usamos negro con 74% de cacao.
  • 115 g de miel (⅓  Cup). Cualquier otro endulzante también vale. Incluso azúcar si lo derrites antes con un poco de agua. Necesitas ⅓ cup de agua (79 g) y 1 ⅓ cups de azúcar (268 g). 
  • 5 g de cacao sin azúcar desgrasado en polvo (1 Tablespoons).
  • 150 g de copos de avena tostados (1 ⅔ Cups).
  • 150 g de granola o muesli crujiente (1 ⅓  Cups). 
  • 80 g de cereales integrales (2 Cups).

Los tres cereales los puedes sustituir por otros que te gusten más o los que tengas en casa (corn flakes, bran sticks, bran flakes, muesli…). También por frutos secos troceados o laminados (almendras, avellanas, pistachos, nueces…). Simplemente debes respetar el peso en conjunto de los tres, unos 380-400 g en total. 

Preparación:

Forra un molde de horno o un tupperware de cristal grande con papel de hornear. El tamaño que nosotros usamos es de 20 x 28 cm (8 x 11 pulgadas). Puedes usar uno de similar tamaño sin problema. En uno más pequeño las barritas te saldrán más gruesas. En uno más grande las barritas quedarían muy delgadas. 

En un bol grande añade la avena, la granola y los copos de cereales. 

Derrite el chocolate a fuego medio en un cazo pequeño. También la mantequilla de cacahuete y la miel si fuese necesario. En cuanto todo esté derretido apártalo del fuego, agrega la cucharada de cacao desgrasado y combínalo bien. Añade al bol e integra todo.

Vierte la mezcla en el molde y repártela uniformemente. Coge un trozo de papel de hornear del tamaño del molde y ponlo encima de la mezcla. Presiona con las manos para compactar la mezcla. Sobre el mismo papel de hornear pon otro molde de similar tamaño y encima de este coloca peso (latas o botes de comida, bricks de leche…). 

Mete el molde en la nevera durante toda la noche o unas 6-8 horas. Pasado este tiempo, sácalo de la nevera y corta a tu gusto. Salen unas 12 barritas.

Información nutricional

Cada porción tiene 261 calorías, 10,7 g de grasa, 30,8 g de carbohidratos y 8,2 g de proteínas.

Barritas de muesli sin horno superfáciles


En esta receta vamos a simplificar al máximo porque solo vas a necesitar miel, mantequilla de cacahuete y una bolsa de muesli de la marca y mezcla que prefieras. Con frutos secos y semillas, con frutas desecadas, con chocolate… el que más te guste.

Ingredientes:

  • 280 g de muesli (3 cups). 
  • 115 g de miel (⅓  cup).
  • 85 g de mantequilla de cacahuete (⅓ cup)

Preparación:

Unta con aceite o spray antiadherente un tupperware de 20 x 15 cm (8 x 6 pulgadas). También puedes usar un molde para horno, pero es mejor el tupperware para después guardar las barritas en la nevera en el mismo recipiente.

Mezcla la miel y la mantequilla de cacahuete en un cazo mediano y ponlo a fuego lento. Remueve constantemente hasta que ambos ingredientes queden integrados. No te llevará más de 2 minutos.

Aparta del fuego y vierte el muesli. Mezcla todo hasta que quede bien combinado.

Vierte la mezcla en el tupperware. Repártela uniformemente y presiona con las manos firmemente hasta que quede bien compacta. Mete el tupperware en el congelador durante 30 minutos o en el frigorífico durante 6-8 horas.

Pasado ese tiempo, saca el molde y corta 8 porciones. Guarda las barritas en el frigorífico y vete sacando y envolviendo según las vayas necesitando.

Información nutricional

Nosotros hemos optado por un muesli que tiene un 50% de frutos secos (almendras, nueces pecanas, avellanas y semillas de calabaza) y frutas desecadas (dátiles, piña, coco, papaya y banana). Con este muesli cada porción tiene 238 calorías, 8 g de grasas, 33,5 g de carbohidratos y 5 g de proteínas.

Barritas de naranja, canela y nueces


Tenemos que admitir que nosotros usamos avena en casi todas las recetas y no a todo el mundo le gusta este cereal. No hay problema, en esta receta no recurrimos a ella y así también ofrecemos variedad para quien quiera probar unas barritas diferentes. Estas son muy suaves, como un bizcocho húmedo con sabor intenso a naranja y el punto crujiente de las nueces.

Ingredientes:

  • 350 g de harina de trigo integral (2 ½ cups). También puede ser harina normal.
  • 100 g de nueces picadas (1 cup). Los pistachos también combinan bien con la naranja.
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de canela. El jengibre es otra opción.
  • 180 ml de zumo de naranja (¾ cup)
  • 1 cucharadita de ralladura de naranja
  • 175 g de naranja confitada troceada (1 cup). Si no la encuentras puedes usar dátiles o higos secos.
  • 1 huevo grande batido
  • 115 g de miel (⅓ cup)
  • 65 g de mantequilla de cacahuete (¼ cup).

Preparación:

Unta con aceite o spray antiadherente un molde para horno de 28 x 20 cm (11 por 8 pulgadas). Puedes usar uno más grande o uno más pequeño, pero ten en cuenta que en uno más grande el tiempo de horneado será ligeramente menor y en uno más pequeño ligeramente mayor. Reserva el molde.

Precalienta el horno a 180º C (350º F).

 Primero los ingredientes secos. En un bol grande mezcla la harina integral, la levadura, el bicarbonato y las nueces picadas. Mezcla bien con una cuchara de madera o plástico. Reserva.

Ahora los húmedos. En un cazo mediano derrite la mantequilla y la miel a fuego lento un par de minutos. Aparta del fuego. Añade el zumo de naranja, la ralladura, la naranja confitada y el huevo previamente batido. Mezcla todo bien con unas varillas.

Añade los ingredientes húmedos al bol de los ingredientes secos y remueve con la cuchara hasta que te quede una masa homogénea y compacta.

Vierte la masa en el molde y extiéndela uniformemente sin presionarla mucho. Hornea a 180º C (350º F) durante 12 minutos o hasta que al insertar un palillo salga limpio. 

Saca del horno el molde y deja que se enfríe completamente. Cuando haya enfriado corta 12 porciones. 

Información nutricional

Cada porción tiene 255 calorías, 9 g de grasa, 35 g de carbohidratos y 7,5 de proteínas.

← Volver al blog

También te puede interesar...