Día 29/365

Una foto publicada por Siroko 365 (@siroko365) el

Día 29/365. Juro por lo que más quiero, que si llego a tener otro hijo, en cuanto me entere de la novedad, salgo corriendo a un cirujano a que me ponga un buen par de tetas con un tapón al costado, de tal manera de poder llenarlas de leche las veces que yo quiera y así, que mi hijo o hija, mame de mí. Con esta excusa de la lactancia, el apego y la necesidad de la niña por su madre, voy perdiendo por goleada en las tareas domésticas. Detesto tener que encargarme de la ropa… lavarla, centrifugarla, colgarla, destenderla, plancharla, doblarla, guardarla. ¡Ufa! ¡Quiero una tetas!

← Volver al blog