Día 47/365

Una foto publicada por Siroko 365 (@siroko365) el

Día 47/365. Estamos tan acostumbrados a ciertas “comodidades” de la vida cotidiana, que ya ni nos sorprendemos o no valoramos tales acciones. Tomar el teléfono y hablar con alguien, buscar información y recibirla casi de manera instantánea, apretar un botón y calentar o acondicionar un ambiente y la lista podría seguir extensamente. Te aseguro que ni cuenta te habías dado de que cosas tan sencillas como abrir un grifo de agua para llenar un vaso, para lavar un plato, para tomar una ducha, para regar una planta, en algunas partes del mundo -o en este caso, en el campo- no es tan sencillo como se quisiera. Ni que hablar de ciertos lugares donde obtenerla es un lujo. Yo creo que, si todos tomáramos más conciencia de estos pequeños detalles, nuestro mundo sería mucho mejor y por sobre todas las cosas, mucho más solidario y menos consumista de cosas que realmente no nos hacen falta.

← Volver al blog