Día 61/365

Una foto publicada por Siroko 365 (@siroko365) el

Día 61/365. Hoy va una de padres. Resulta que me causa muchísima gracia, cada vez que llevamos a uno de nuestros hijos a control pediátrico, ver a los niños y bebés llegar muy bien vestiditos, con las mejores pilchas, peinados, perfumados, arreglados como si se fueran a casar o a presentar en un casting publicitario. Y me causa gracia porque es como ir a mostrarle al pediatra, lo lindos que son, lo lindo que quedan así vestidos con esas ropitas que tan cuidadosamente uno elige para que se vean más lindos… es como mostrar, orgullosos, que ese es nuestro hijo o hija. Pero resulta que los pediatras, antes de recibirte, te hacen pasar a una sala donde tienes que desvestirlos y entrar al control con ellos desnudos, solamente con su pañal. Todo lo lindo y la ilusión se va al mismísimo carajo en esa salita, al costado del consultorio del profesional. Es gracioso verlo en los demás padres, sabiendo que quizás uno hace lo mismo :)

← Volver al blog