Día 68/ 365

Una foto publicada por Siroko 365 (@siroko365) el

Día 68/ 365. 9:45 A.M., Dante ya desde hace hora y cuarto en el colegio, Ita y la suegra se volvieron a dormir plácidamente en nuestra cama, pero la cama que le armamos a la suegra en el cuarto de los niños y que no usan porque hacemos colecho, está ahora libre. El trabajo bien, en tiempo y forma van encaminadas las tareas. Una mirada de ella fija hacia mi escritorio mientras pasa al baño; una mirada mía fija y penetrante hacia ella cuando voy a prepararme un café y listo… a veces y raramente en estas circunstancias que elegimos vivir de dormir con nuestros hijos, ocurre el milagro y los milagros son cosa divina, así que no somos quiénes para decirle que no. ¡Sale un mañanero! Follen, follen mucho que hacen bien. ¡Follen! - Nota: si mi jefe lee esto, que se sienta tranquilo y libre de descontarme una hora de este día en que estuve dedicado a cosas extra-laborales. No me importa :)

← Volver al blog