Día 77/365

Una foto publicada por Siroko 365 (@siroko365) el

Día 77/365. Me baño todos los días, dos veces. Un baño que es el mío propio y otro cuando ducho a mis dos hijos. Nadie puede decir que no estoy siempre limpio, pero -porque siempre existe un pero- tengo el problema de que tanto pelo como barba me chupan un huevo, es decir, lo mantengo limpio pero puede llegar a crecer todo el tiempo que ellos quieran crecer. Peinarlo o rebajarlo no es algo que me preocupe. Una vez estuve año y medio sin afeitarme y el nivel de Bin Ladinismo llegó a su punto máximo. A veces, Lucía me dice “Lucho, ya te estás pareciendo a un indigente” y con todo el respeto que me merecen los indigentes, no pasan más de un par de días en que tomo cartas en el asunto. Un poquito no más ¡eh!, como para que no me jodan por un tiempo.

← Volver al blog