Día 86/365

Una foto publicada por Siroko 365 (@siroko365) el

Día 86/365. Estoy seguro que muchos aquí saben lo que es esto de levantarse de madrugada y atacar la heladera. A mí me pasa muy seguido esto de despertarme a las 3 o 4 de la mañana y comer literalmente lo que sea sin hacerle mucho asco a nada. Lamentablemente, esta madrugada la Sra. Nada se hizo presente y en serio que lo que había dentro de mi heladera eran todas porquerías no asimilables a esa hora, salvo unos mini dulces de frutilla de mi hijo Dante que dejó la noche anterior y que pensaba comerse en la mañana. Y digo “pensaba” porque con el perdón de Dios y de todos los santos, yo me los como y temprano en la mañana remiendo con creces este arrebato a mi hijo. ¡Buen provecho para mí!

← Volver al blog