Aitor Francesena... What you are is what you do.


El ejemplo de Aitor nos parece maravilloso: su pasión por las olas era mayor que el temor a quedarse ciego. ¿Qué mejor embajador para Siroko? 100% What you are is what you do.

← Volver al blog

También te puede interesar...