El Dakar es la aventura

Durante la edición de 1986, el “padre” del París-Dakar murió supervisando parte de los 13 000 kilómetros de recorrido. Los que amamos esta competición, siempre le recordaremos. Esta es la historia de una carrera pero también es la historia de una gran aventura.
← Volver al blog

También te puede interesar...