Ciclismo con calor: 7 consejos para mantenerte fresco

No cabe duda que la gran mayoría de ciclistas prefieren el calor al frío. Apetece mucho más salir a dar pedales por el sol, porque no tenemos que usar tanta ropa y porque todo parece más bonito y agradable. Pero andar en bici con calor, sobre todo cuando las temperaturas son muy altas, también tiene sus problemas y desafíos. Sobre todo si no estamos aclimatados.

Si vives en una zona donde los termómetros no suelen subir demasiado y viajas por vacaciones, para una carrera/marcha o para hacer una ruta, a un lugar donde las temperaturas son muy altas, no tienes el cuerpo acostumbrado al calor. Lo ideal es una aclimatación de unos cuantos días, pero no siempre es posible. Para poder practicar ciclismo y combatir el calor intenta seguir estos 7 consejos:

  • Usa ropa adecuada
  • Ponte crema solar
  • Evita las horas centrales del día
  • Mantente hidratado
  • Refréscate todo lo que puedas
  • Rebaja tu temperatura interior
  • Rehidratar y enfriar el cuerpo

  • Antes de ir al detalle de estas 7 recomendaciones queremos explicarte brevemente cómo funciona nuestro cuerpo cuando hace calor y salimos a andar en bici:

    Una de las primeras cosas que suceden es que empezamos a sudar. El cuerpo se defiende de la sensación de calor con el sudor. Es como el sensor del motor de un vehículo cuando detecta un sobrecalentamiento y activa la refrigeración. En nuestro caso el cuerpo empieza a sudar para enfriarse. Es el "climatizador" que traemos de serie. El sudor es prácticamente solo agua y el agua conduce muy bien el calor, por eso sudamos, para expulsar calor de nuestro cuerpo. Para que este mecanismo funcione correctamente debemos usar la ropa correcta, permitir que nuestro cuerpo sude, hidratarnos convenientemente y también refrescarnos con todo lo que podamos (sombra, aire, agua…). Vamos con los consejos:

    1 - Usa ropa adecuada para el calor

    Si anduviéramos en bici tal y como nuestra madre nos trajo al mundo el agua se evaporaría, la piel se secaría y nuestro cuerpo seguiría sudando para regular la temperatura. El problema es que no somos ciclistas nudistas, usamos maillots y culotes que pueden influir para bien o para mal en el buen funcionamiento de nuestro climatizador natural

    Si el maillot o el culote bloquea el sudor y no permite que el agua se evapore con una correcta transpiración, la humedad se acumula en nuestra piel, en nuestra ropa, y finalmente termina por desaparecer el efecto de refresco que debería generarle al cuerpo. 

    Hay que buscar ropa que nos proteja del sol y el calor, y que a su vez sea lo más ligera y transpirable posible. Cuando hace calor un maillot o un culote hechos con tejidos gruesos, pesados y poco transpirables absorbe el sudor, pero no lo evapora rápidamente con lo cual se vuelve más pesado, más incómodo y un obstáculo para que nuestro cuerpo pueda seguir autoregulando su temperatura. 

    Los maillots y culotes Siroko SRX son perfectos para cuando hace mucho calor. Protegen del sol, son ligeros y con una transpiración excelente. Absorben y evaporan el sudor rápidamente para eliminar la humedad de la piel y que esta permanezca seca. 

    En días calurosos, o los ciclistas que sudan mucho, es habitual ver marcas blancas en el maillot y el culote. Son los restos de las sales que acompañan al sudor. Cuando el sudor se evapora las sales se quedan en el tejido. No te preocupes, es normal, el tejido está haciendo su trabajo. Solo tienes que lavar la ropa en cuanto puedas siguiendo las instrucciones que ya te hemos contado en este otro artículo del blog sobre cómo cuidar la ropa de ciclismo.

    2 - Ponte crema solar

    En el anterior punto decíamos que la ropa debe proteger del sol, pero cuando hace calor llevamos mucha piel al aire así que debemos usar protección. ¿Qué tipo de crema solar debemos buscar para practicar ciclismo?. 

    • Evita las cremas espesas y grasientas porque obstruyen los poros de la piel, bloquean la sudoración y no permiten al cuerpo refrigerar correctamente. 
    • Utiliza cremas poco viscosas o sprays que sean de fácil absorción para que tu piel pueda respirar.
    • Busca cremas que te ofrezcan protección durante muchas horas. Sobre todo si vas a realizar salidas muy largas. Así te olvidas de tener que llevar el bote de crema y de tener que volver a aplicarla cada cierto tiempo.
    • La crema debe ser resistente al agua. No solo por el sudor sino también por el agua que te vas a tirar por encima para rebajar el calor corporal y enfriar el motor.

    3 - Evita las horas centrales del día

    Sabemos que no siempre es posible hacerlo, pero si puedes trata de salir en bici por la mañana temprano, antes de que el sol caliente demasiado, o por la tarde cuando baje la temperatura. Salir por la mañana o por la tarde-noche tiene otros puntos positivos además de evitar el calor: carreteras más tranquilas y encontrarte con vida salvaje que el resto del día está escondida.

    Para salir temprano o por la tarde-noche no te olvides de llevar luces, un chaleco ligero, unos manguitos finos como los Climatik y unas gafas fotocromáticas

    4 -  Mantente hidratado

    En este otro post vas a encontrar más información sobre hidratación para ciclistas. Para hidratarte bebe agua, en función de la sed. Si sudas mucho y vas a estar más de 4-5 horas en bici es conveniente que uses agua con electrolitos para reemplazar las sales que se pierden por la sudoración. El sodio es importante para personas con mucha sudoración porque si pierden demasiado pueden empezar a sufrir calambres y una disminución en el rendimiento, ya que junto con el calcio y el potasio son fundamentales para las contracciones musculares.

    Con altas temperaturas tenemos un problema: el agua del bidón se calienta en muy poco tiempo. Te hidrata, pero no te refresca y la sensación al beber no es agradable. Para evitarlo puedes meter cubitos de hielo dentro y así aguanta frío un poco más. Otra opción es meter uno de los botes en el congelador para salir con el agua congelada y que se vaya derritiendo sobre la marcha.

    5 - Refréscate todo lo que puedas

    Con temperaturas altas nuestro motor se calienta más de lo habitual, sobre todo en esfuerzos intensos, así que tirarse agua por encima de la cabeza, por las piernas, por los brazos o por la espalda, es lo más normal del mundo y 100% recomendable. Ni se te ocurra gastar los electrolitos para refrescarte y por supuesto no te bañes con bebidas energéticas o isotónicas si no quieres acabar más pegajoso que el pegamento para tubulares.

    Los profesionales en competición usan medias llenas de hielo. Se las ponen en la espalda, casi arriba del todo. Tú puedes hacer lo mismo. En una parada puedes pedir más hielo en algún bar, cafetería...y volver a usar la media. También puedes usar calcetines, leggins, mallas usadas...incluso bolsas zip para congelación o para sándwich con agujeritos. Rellénalas de agua, mételas en el congelador y cuando vayas a salir las sacas y te las colocas en la espalda, en los muslos por debajo del culote o bien en uno de los bolsillos del maillot.

    Protege el móvil, y cualquier otra cosa que lleves y que se pueda estropear con el agua.

    6 - Rebaja tu temperatura interior

    Además de refrescarte por fuera también puedes reducir tu temperatura corporal desde dentro. El agua fría en los botes funciona pero también café con hielo, alguna bebida helada, un granizado o un helado de hielo. Lo que se conoce como polo, popsicle, ice pop, ice lolly, paleta de hielo...tiene muchas denominaciones y te ayudará a rebajar la temperatura de tu core.

    7 - Rehidratar y enfriar el cuerpo

    No te descuides una vez que hayas terminado de dar pedales. Muchos de los problemas tras pasar muchas horas bajo un sol abrasador llegan después. Bebe agua o cómela en frutas y vegetales, para rehidratar el cuerpo, recuperar fuerzas y también las sales y minerales perdidas con el sudor. 

    Es muy importante bajar la temperatura corporal con una ducha o baño frío, al principio cuesta aguantar, pero el agua fría ayuda a que el motor se pare y deje de emitir calor. Otras opciones: piscina, mar, río...hacer hueco en la nevera. XD 

    Aunque hayas usado crema solar, aplícate alguna loción o crema refrescante para hidratar y cuidar la piel. 

    Para terminar queremos recomendarte que aunque no llueva ni las condiciones de la carretera sean en mojado, debes de prestar atención a la carretera porque con altas temperaturas el asfalto también tiene sus peligros. Puede llegar a derretirse y si es en una curva puede ser muy peligroso. También se puede pegar a los neumáticos y provocar que se te adhiera gravilla o piedras y tengas un pinchazo. Si pinchas, busca una sombra y ánimo.

    ← Volver al blog

    También te puede interesar...