Equipación Básica para Empezar a practicar Ciclismo

Hayas elegido una bicicleta de montaña o una bicicleta de carretera para iniciarte en el ciclismo, hay un material fundamental que ambas modalidades comparten y que, aunque no son esenciales para la práctica del ciclismo (solo el casco), ayudan a que puedas ir más cómodo y disfrutar plenamente de tus pedaladas:

  • Seguridad:

    El casco te puede salvar la vida y además en muchos países es obligatorio para circular fuera del ámbito urbano. La variedad de cascos es enorme y sin necesidad de gastar mucho dinero encontrarás la protección suficiente tanto para la carretera como para la montaña. Ten en cuenta que el casco no debe de moverse así que elige uno que sea de tu talla y con el que te encuentres cómodo.

    Una luz trasera y delantera para ver y ser visto es imprescindible. Un aspecto importante a valorar son las luces con baterías recargables por USB porque, si usas mucho la bici, acabarás gastando en pilas lo ahorrado en los focos.

    El candado es algo opcional pero si consideras que debes proteger tu bici de deseos ajenos no te lo pienses y busca uno para quedarte tranquilo cuando dejes tu bici aparcada durante la ruta.
     
  • Ropa:

    Culotte y Maillot corto para verano, largo para invierno. Se puede salir con un pantalón de deporte y una camiseta o sudadera pero tu cuerpo, y sobre todo tu culo, te van a agradecer el acolchado de la badana del culote y el ajuste, la ligereza y la capacidad de transpiración y ventilación que ofrece la ropa específica para el ciclismo.

  • Accesorios:

    Como su propio nombre indica son algo secundario. Entramos en el infinito mundo del “no es imprescindible pero…” así que por motivos de seguridad solo nos referiremos a dos accesorios: Gafas y Guantes.

    Gafas. ¿Puedo usar unas de calle? No pero sí. NO si la montura es de metal, y SÍ, si es de plástico. De todos modos con unas gafas deportivas tendrás mejor protección contra el viento, más ajuste, ligereza, comodidad y seguridad que con unas gafas normales.

    Guantes. No son imprescindibles pero unos guantes con gel en las palmas te harán más cómoda la ruta, además de más segura en caso de caída. En la bicicleta de montaña si que es recomendable usar guantes.
  • Kit de Herramientas para averías:

    Pinchazo: Si no tienes tubeless (ruedas sin cámara que llevan dentro un líquido que sella el pinchazo si no es muy grande), necesitarás unos desmontables, una cámara para el tamaño de tu rueda y una bomba para volver a hincharla. Si además llevas una cajita de parches y pegamento podrás llegar a casa si sufres más de un pinchazo.

    Herramientas multiusos con tronchacadenas para poder reparar una rotura de cadena porque sin cadena tendríamos que imitar a los niños que surcan los parques en bicicletas sin pedales.

    ¿Dónde metemos todo esto? Tienes varias opciones:

    La opción de la vieja escuela es todo a los bolsillos traseros del maillot. No es la más cómoda pero sí la más barata.

    La opción más habitual, y que más variedad ofrece, es recurrir a una bolsa. Las hay de diversos tamaños según todo lo que quieras meter dentro. Existen modelos que se colocan tras el sillín, delante del manillar, encima o debajo del tubo horizontal…

    Los bidones portaherramientas son muy prácticos aunque te dejarán solo con un bidón o con ninguno si solo tienes un portabidón.
  • No te olvides de beber y comer.

    Para beber vas a necesitar un bidón o bidones en los que llevar agua. También puedes recurrir a una mochila de hidratación que también te sirve para cargar con el kit de herramientas.

    Alimento. Aunque solo vayas a salir 1 hora y creas que no te lo vas a comer un plátano nunca te va a sentar mal ni dentro del maillot ni en el estómago. Geles y barritas son otra opción sencilla y práctica (los envoltorios a las papeleras, NUNCA a las cunetas o al campo).

  • Smartphone.

    Gracias al móvil y las muchas aplicaciones gratuitas disponibles (Google Maps, Wikiloc, Komoot, BikeMap…) podemos saber por dónde vamos, cuantos kms hacemos, planificar rutas, etc. Para el móvil hay soportes muy útiles para poder colocarlo de forma segura en la potencia o manillar de la bici. Incluso algunos modelos de bolsas portaherramientas nos pueden hacer la doble función de ver el móvil y guardar alimento y herramientas.

Con esta guía no pretendemos que empieces a comprar equipamiento antes de subirte a la bici. Lo importante es que comiences por lo más simple: dar pedales. Con la práctica y el hábito irás viendo qué equipación necesitas.

Queremos terminar haciendo una recomendación que sirve tanto para principiantes como para expertos: Además del móvil cargado, hay que llevar un documento de identidad y algo de dinero por si acaso.
← Volver al blog

También te puede interesar...