cover 122

6 accesorios y sitios de la bici que no solemos limpiar, pero deberíamos

Cualquier ciclista sabe que una bici limpia, engrasada y lubricada no solo funciona mejor, sino que también luce mejor. Lo mismo sucede con la ropa de ciclismo. Un culotte limpio y cuidado es más cómodo e higiénico que uno con restos de sudor. Además de que va a durar más. En este blog ya te hemos contado cómo lavar y cuidar tu ropa de ciclismo, pero hay toda una serie de elementos que es muy probable que no estés lavando todo lo necesario:

Correas y almohadillas del casco

El sudor y la suciedad se acumulan en el casco. Cuanto más sudes, más limpieza va a necesitar. Más aún si practicas MTB o gravel, ya que el polvo y la tierra se pegan al sudor. Lo bueno es que cuanto más sucio esté el casco, mejor se ve toda la mugre y antes lo limpiamos. Pero aunque veas que exteriormente el casco está bien, las almohadillas y las correas hay que limpiarlas con regularidad.

enduro helmet

En la gran mayoría de cascos, las almohadillas se pueden quitar y meter a lavar con la ropa (cuidado con perderlas). Las correas no se pueden retirar, pero una vez que hayas quitado las almohadillas, lava las correas y el interior del casco con un paño húmedo y un poco de jabón neutro. Aclara el casco bajo el grifo con agua fría y ponlo a secar.

Montura y gomas de las gafas

Al igual que con el casco, la bici o la ropa, cuando las lentes de las gafas están sucias, las limpiamos inmediatamente. Si no sabes como hacerlo, en este otro post tienes la explicación. En el mismo texto del artículo ya comentamos que hay suciedad que no vemos y que se va acumulando en la montura y en las gomas de sujeción de la nariz y las patillas. 

limpiar gafas 5757ba83 c3f1 4643 99ac 95f2ccaf1239

Para limpiar la montura, retira la lente y las gomas, y frota la montura bajo el agua del grifo con un cepillo de dientes usado para llegar a todas las ranuras. Lava las gomas con un poco de jabón neutro y agua templada para eliminar bien la suciedad. Aclara todo con agua fría, seca y vuelve a poner las gomas en la montura. Después, acopla la lente.

Banda de pulsómetro

Por lo general se lava mucho y mal, o muy poco. La gran mayoría de fabricantes recomiendan enjuagar la correa después de cada uso para retirar el sudor. Después, cada 5-7 días (dependiendo del fabricante, cantidad de sudor o suciedad) hacer un lavado a mano debajo del grifo con agua fría y un poco de jabón. IMPORTANTE: La cinta no se debe meter en la lavadora ni en la secadora porque después llegan los problemas de conexión entre la banda y el ciclocomputador.

Bici de ciclismo indoor

mat indoor cycling

Encima del rodillo se suda mucho. Y ese sudor va cargado de sales, acidez y humedad. Una combinación que puede producir corrosión en zonas de tu bici que no ves y que pueden resultar fatales. En este otro artículo ya explicamos cómo secar y limpiar la bici después de cada sesión de ciclismo indoor. Además, queremos añadir que, si sudas mucho y usas de forma intensiva la bici en interior, debes revisar periódicamente que no hay corrosión y/o acumulación de sales debajo de la cinta del manillar, sillín, tija del sillín (sobre todo la nuez que sujeta el sillín) y cierre del sujeción de la tija. Comprueba que la tija entra y sale correctamente del tubo vertical del cuadro. 

Bidones y bolsas de hidratación

Un bidón es un bote de plástico con esquinas, bordes, ranuras y con un pitorro estrecho que nos metemos en la boca. Siempre está expuesto al sol y a la suciedad de las carreteras y la tierra de los caminos. Además, lo rellenamos con bebidas que contienen azúcar y sales. Algo similar sucede con las bolsas de hidratación. Todo junto gloria. Para las bacterias, claro. 

hydro bike water bottle lookbook 01 mobile

En este otro post tienen una explicación sobre cómo lavar los bidones. Puedes aplicar los mismos métodos para limpiar las bolsas de hidratación y así estarás seguro de que lo bebes mientras pedaleas no te va a provocar problemas gastrointestinales.

Zapatillas y plantillas

Como nunca es bueno vestirse por los pies, dejamos para el final las botas de ciclismo. A no ser que lleves a rajatabla la limpieza o tengas un especial apego por tus zapatillas, con ellas sucede lo mismo que con el casco o las gafas: Solo las limpiamos cuando las vemos sucias. Suele ser demasiado tarde porque la mugre se ha ido acumulando y va a costar más quitarla. Por tanto, aunque no las veas sucias, límpialas cada 1-2 días de uso o al menos una vez a la semana. Aquí tienes un video muy instructivo de Rides of Japan:

Si practicas MTB, gravel o ciclocross, la limpieza debe ser más fuerte para poder retirar la tierra, barro, lodo… Puedes hacerlo de forma ruda, con la manguera de alta presión con la que limpias la bici. O ser un poco más cuidadoso y hacerlo como explican la gente de Trek en este video:

Nunca metas unas botas de ciclismo en la lavadora o en la secadora. Puedes estropearlas o dañar la ropa. Las plantillas si las puedes lavar en la lavadora. Para el secado no acerques demasiado las zapatillas a una fuente de calor. Es mejor que se sequen al aire y sin que les dé mucho el sol. Para que se sequen más rápido, usa papel de periódico (si aún hay alguien en tu casa que lo compre) o alguna toalla o paño usado. 

2 comentarios en “6 accesorios y sitios de la bici que no solemos limpiar, pero deberíamos”

  1. Avatar
    Francisco Sánchez Gorria

    Gracias por toda la información que pasais por aquí, algunas cosas ya las sabía y otras no y me han venido muy bien esa información.
    Gracias

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

artículos destacados