Ciclismo para principiantes: Cómo utilizar los cambios de una bicicleta

En esta guía para ciclistas principiantes te vamos a explicar cuáles son los componentes de los cambios de la bicicleta, cómo funcionan y una serie de consejos y trucos para utilizarlos correctamente. No importa el tipo de bicicleta o de disciplina porque son aspectos muy generales que te ayudarán a manejar los cambios rápidamente sin cometer errores.

Vamos a comenzar conociendo los componentes de los cambios de la bicicleta:

  • Mandos de cambio. El mando derecho cambia las marchas traseras (cassette) y el mando izquierdo las delanteras (platos). Los únicos mandos de cambio que no siguen esta regla son los grupos electrónicos Sram de carretera.
  • Cambio delantero o desviador.
  • Cambio trasero.
  • Cables de acero y fundas en los cambios mecánicos. En los grupos electrónicos no hay cable metálico ni funda. Solo un cable eléctrico o sin cables en los grupos wireless de Sram.
  • Platos.
  • Cassette, piñones, piñón o piña.
  • Cadena.

¿Cómo funcionan los cambios de una bicicleta?

En los grupos mecánicos tenemos una o dos palancas en cada mando. Al accionarlas tiramos o soltamos el cable metálico que va dentro de la funda y este tira del cambio delantero o trasero para subir plato o piñones, o lo suelta para bajar.

En los cambios electrónicos una señal eléctrica acciona el motor del cambio delantero o trasero al pulsar los botones del mando izquierdo o derecho respectivamente (excepto los grupos electrónicos Sram de carretera).

¿Cómo saber cuántas marchas tiene una bicicleta?

Según el número de platos y piñones del cassette puedes tener una bicicleta de 2x10, 2x11, 2x12, 1x11 o 1x12. Hay muchas más opciones, pero las más comunes en carretera y montaña a día de hoy son esas. Esto nos daría 20, 22, 24, 11 y 12 marchas respectivamente. A veces los ciclistas dicen que tienen una bici de 9, 10 u 11 velocidades. En este caso se están refiriendo solo al número de piñones del cassette, no están contando los platos.

Cada marcha es una combinación del número de dientes del plato con el número de dientes del piñón. Si tenemos platos con 50/34 dientes y en el cassette un rango de 11 a 28 dientes tendremos 50x11 como la marcha más alta y 34x28 la más baja. Por tanto en inglés hacemos “upshifting” cuando ponemos una marcha más alta y “downshifting” cuando ponemos una más baja.

En español decimos subir marchas cuando subimos a piñones más grandes y bajamos marchas cuando hacemos lo contrario. En los platos no hay mucha historia, subir plato es poner el más grande y bajar o quitar plato, es poner el plato más pequeño.

Consejos para usar correctamente los cambios

Evitar que la cadena vaya cruzada. Cuanto más recta menor rozamiento y por tanto más rapidez y más eficiencia en la transmisión de la energía que ponemos en los pedales. Piensa que una cadena cruzada se dobla cuatro veces. Cuando sale por encima del piñón, cuando entra en el plato, cuando sale del plato por abajo y cuando entra en la patilla del cambio trasero. Cuanto más cruzada más se dobla.

Por tanto en bicicletas de dos platos lo correcto sería no usar los 3 piñones más pequeños cuando estás en el plato pequeño y no usar los 3 más grandes cuando estás en el plato grande. Si no sigues esta regla y te gusta llevar la cadena cruzada y el cambio trasero estirado, después no te quejes si te pasa como a Andy Schleck.

Hacer cambios de marcha cuando se está aplicando fuerza no es bueno para la transmisión. Es difícil hacerlo siempre bien, pero hay que intentar acompasar el pedaleo con el cambio. Afloja el pedaleo, cambia y vuelve a poner fuerza en los pedales. Hazlo así sobre todo cuando cambies de plato para asegurarte que la marcha ha engranado bien y no se te ha salido la cadena. Sabrás que lo estás haciendo bien porque tus cambios de marcha no sonarán como los de los profesionales cuando están compitiendo.

PROHIBIDO cambiar de plato nada más levantarse del sillín si no quieres tener un accidente grave.

En las bicicletas de dos o tres platos tenemos el problema de cambio brusco de cadencia al cambiar de plato. Para evitarlo lo adecuado, y lo que curiosamente hacen muchos grupos electrónicos, es acompasar el cambio de plato con el cambio de piñones hacia arriba o hacia abajo. Por ejemplo si estamos en 1x8 y cambiamos a 2x8 el cambio es brusco, la cadencia se reduce y tenemos que aplicar más fuerza en los pedales. En ese momento lo conveniente es cambiar a 2x6 o 2x5, es decir dos o tres piñones hacia arriba. 

Sea cual sea el terreno (subida, bajada, llano, rompe piernas…), el consejo general es que hay que anticiparse a lo que tenemos por delante y a las sensaciones que vamos teniendo al dar pedales y adaptar nuestro ritmo de pedaleo a las circunstancias. No hay que esperar al último momento para hacer un cambio brusco de muchas marchas que nos puede acarrear una avería en forma de rotura o caída de cadena. Sobre todo cuando te enfrentas a una subida.

En todos los terrenos debes de encontrar una marcha en la que vayas cómodo (o no), y lo que siempre decimos, aquí cada ciclista tiene un nivel y un ritmo determinado. No te podemos decir cuál es el tuyo o cuál es más eficiente porque sencillamente no lo sabemos, ya que depende de lo que quieres hacer cuando coges la bici y del “motor” que tienes. Este motor es todo nuestro cuerpo, desde las piernas hasta el cerebro pasando por el corazón, los pulmones y la sangre. Si sales de paseo con la familia o con los amigos quieres un ritmo cómodo para poder hablar y disfrutar de la ruta. En cambio si sales a por el QOM o KOM, tu ritmo tendrá de cómodo lo que una cama de clavos para un faquir. 

Esto es solo la teoría. Para aprender a cambiar hay que subirse a la bici y buscar una ruta fácil, pero que tenga diferentes terrenos. Así te acostumbras a manejar los mandos de cambio, probar las marchas y sentir las sensaciones al pedalear a diferentes cadencias en diferentes terrenos. Cuanto más tiempo pases encima de la bici más cómodo estarás cambiando marchas y llegará un momento en el que incluso sentirás que no necesitas cambiar para afrontar esa subida que tanto te costaba al comienzo. Solo apretar los dientes, poner más fuerza en los pedales y exprimirte hasta el final, entonces los cambios ya estarán dentro de ti.
← Volver al blog

También te puede interesar...