Cómo elegir un buen Maillot

A continuación te ofrecemos una guía sencilla con consejos e información que te ayudarán a decidir qué maillot se adapta mejor a tus necesidades.

Tipos de maillots

Manga corta. Imprescindible para el verano y climas cálidos o templados. No todos los veranos son iguales y no siempre hace calor así que dependiendo de la climatología se puede complementar con una capa base sin mangas con acabado tipo mesh.

Manga larga. Indicado para primavera y otoño acompañado de una primera capa térmica más o menos resistente al frío. Podría ser una base layer de malla si hace calor o de lana merino si la temperatura es más baja.

Tejidos

Fibras sintéticas como el poliéster, spandex, nylon y lycra. Todos son transpirables y elásticos pero unos más que otros. Según la mezcla y composición del maillot este será más o menos elástico, ligero, transpirable y caro. 

Fibras naturales como la lana merino. Es un tejido más habitual en base layers gracias a su protección contra el frío, su capacidad para mantener el calor aún estando húmedo y su facilidad de secado. También se usa en maillots que pueden ser 100% merino o una mezcla de lana y tejido sintético para darle elasticidad y ajuste.

La gran mayoría de los maillots incorporan tejidos que ofrecen protección solar pero usar crema en las zonas expuestas directamente a los rayos ultravioleta es fundamental en la práctica del ciclismo

Si vas a comprar tu primer maillot ten en cuenta también posibles alergias o sensibilidades a los diferentes tejidos.

Talla y ajuste

Dedica unos minutos a tomarte las medidas y a mirar la guía de tallas del fabricante para decidir cuál es la tuya porque cada marca fabrica diferente y cada cuerpo es un mundo.

El ajuste del maillot viene siempre indicado por el fabricante y, dependiendo del corte y de la elasticidad del tejido, será más o menos ceñido. Por lo general los maillots de gama baja y media-baja son menos apretados, y los de gama alta y media-alta son más ajustados.

Si te decíamos que cada cuerpo es un mundo, cada ciclista es otro mundo paralelo. Hay ciclistas ocasionales que prefieren ir con un maillot ceñido y adictos a la bici que en cambio eligen ir más sueltos. Lo importante es ir cómodo y que el maillot se adapte a tu cuerpo y a tus gustos, dejándote libertad de movimientos.

Ten en cuenta que el maillot está diseñado para adaptarse a la postura del ciclista encima de la bici así que es normal que al ponértelo notes que es un poco más largo por detrás que por delante y que en la zona de los hombros te tire un poco.

Remates y acabados

En los detalles está la diferencia entre un maillot de mayor o menor calidad. Cuanto mejor esté rematado mejor será el maillot. Un maillot básico tendría:

  1. Dos o tres bolsillos en la parte trasera para geles, barritas, móvil, repuestos/herramientas.... 
  2. Una buena cremallera que deslice bien y que no se enganche con la tela. 
  3. Costuras planas y bien terminadas para evitar roces y roturas. 
  4. Elementos antideslizantes para que el maillot no se mueva.

En maillots de alta gama, y por tanto más caros, encontrarás mejoras como:

  1. Corte láser en las mangas que permite un ajuste perfecto en el brazo
  2. Tejido microperforado o malla en las axilas, laterales y espalda para darle más ventilación a esas zonas.
  3. Cremallera en los bolsos traseros para dejar a buen recaudo llaves, dni, dinero…
  4. Bandas internas con extra grip en la cintura.

Diseño y colores

El maillot es la prenda por antonomasia en el ciclismo. Las leyendas están asociadas a maillots, a equipos, a diseños y colores. Elegir un maillot por su diseño es tan importante y tan decisivo para acertar con la compra como el resto de los puntos anteriores porque aunque el maillot te proteja y te quede como un guante, si no te gusta su diseño no te lo vas a poner y acabará en Wallapop u olvidado en un cajón.

Para gustos colores pero a la hora de elegir un maillot debes de tener en cuenta la seguridad. Además de para sentirte a gusto encima de la bici, los colores y diseños son importantes para que ser visto por el resto de vehículos con los que compartes la vía.

Los colores y diseños brillantes y llamativos han demostrado su efectividad para ser vistos desde largas distancias a plena luz del día pero también hay que tener en cuenta los detalles reflectantes. Por eso es importante que, tanto si eliges un maillot de colores brillantes como uno de tonos oscuros, tenga si o si elementos reflectantes con la mayor luminosidad posible.
← Volver al blog

También te puede interesar...