cover118

Ciclismo seguro – Cómo evitar accidentes con vehículos y peatones

Andar en bici es muy beneficioso para nuestra salud y para cuidar el planeta, pero no es una actividad exenta de peligros. Las cifras no mienten: Un ciclista muere en el mundo cada 13 minutos. La gran mayoría por accidentes con otros vehículos. Sin entrar en la habitual discusión cada vez que hay un accidente mortal entre vehículo y ciclista, lo cierto es que la víctima es siempre quien pedaleaba

image 10

Y a pesar de los datos el uso de la bicicleta no deja de crecer. Cada vez somos más y esto aumenta las probabilidades de accidentes. Para poder evitarlos debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano. Aquí van unos consejos para lograrlo:

Conoce y cumple las normas de tráfico

  • Respeta los semáforos y la señalización.
  • No circules por los pasos de cebra montado en la bici, no tienes preferencia.
  • Si hay carriles bici, úsalos. A veces es obligatorio.
  • No circules por vías no permitidas como las autopistas y algunas autovías.
  • Circula en el sentido del tráfico.
  • Las aceras son para los peatones. Utilízalas lo menos posible y a baja velocidad. Hay varios estudios (este y este) que señalan que el riesgo de accidente se duplica.
  • Evita distracciones como usar el móvil en marcha o llevar auriculares que no te permitan escuchar el tráfico y lo que sucede a tu alrededor.
image 11

Aumenta tu presencia física

En ciudad no vayas muy pegado al bordillo. Si puedes ocupa todo el carril. 

En carretera si no hay arcén suficiente o está en mal estado, sepárate del borde.

image 12

Es una actitud que molesta a muchos conductores y que en ocasiones genera discusiones, pero como ciclistas debemos reclamar nuestro espacio en las calles y las carreteras. No somos obstáculos en las prisas de nadie. 

Adoptando esta posición conseguimos:

  • Tiempo y espacio para maniobrar cuando se abre una puerta de un coche, si sale un peatón o un perro repentinamente…
  • Evitamos que los vehículos nos pasen rozando cuando no hay suficiente espacio.
  • Habituamos a los conductores a esperar un poquito y realizar el adelantamiento correctamente.

Ilumínate, hazte visible y audible

Lleva siempre luces. De noche son imprescindibles, pero también de día. Si la legislación de tu país o estado lo permite, ponlas en modo intermitente y, si puede ser, que el parpadeo sea rápido y variable. 

image 13

Lleva ropa de colores brillantes y llamativos con detalles reflectantes. Por experiencia propia te podemos decir que hay tonos que se confunden con el entorno haciendo que el ciclista quede “camuflado” y los conductores no lo perciban bien.

Señalizar los giros es tan importante como poner los intermitentes, pero si además mueves y agitas los brazos y manos para remarcar tu presencia y movimiento serás aún más visible. 

En algunos países es obligatorio llevar un elemento sonoro en la bicicleta. Puede ser un timbre o un claxon, pero un grito, unas palabras de aviso para marcar tú dirección a un peatón o un silbido, pueden ser igual o incluso más efectivos que accionar el timbre porque al mismo tiempo que avisas puedes frenar y maniobrar.

Conoce tu zona y circula en grupo

Así sabes donde están los carriles bici, las carreteras con arcenes amplios y en buen estado, cuándo es la hora punta y qué zonas son más peligrosas, qué carreteras y calles tienen mucho tráfico, cuáles están en mal estado y las que hay que evitar cuando llueve o hay heladas. 

image 14

Un grupo de ciclistas es más visible que uno solo, pero hay que circular respetando las normas. En la mayoría de carreteras podemos circular en parejas. En otras es mejor hacerlo en una sola fila. Nunca en pelotón ocupando todo el carril u obstaculizando la circulación.

Conduce como si fueras invisible

Es mejor actuar con precaución porque, aunque tengamos la razón, en caso de accidente siempre llevamos las de perder. Presta especial atención en las intersecciones por los giros inesperados de otros vehículos. Mantén una distancia de seguridad con los vehículos en movimiento y los que están aparcados para poder reaccionar si se abre una puerta o alguien frena repentinamente. 

Domina tu bicicleta y mantenla a punto

Cuanto más hábil seas sobre la bicicleta, mejor y más rápido podrás reaccionar y maniobrar ante un peligro u obstáculo. Aquí tienes 3 técnicas para mejorar tu seguridad.

image 15

Además, debes mantener tu bicicleta en buen estado. La falta de mantenimiento o el desgaste de los componentes por el uso y el paso del tiempo pueden restar seguridad o incluso llegar a provocar un accidente. Aquí tienes una guía con los cuidados más básicos.

Ejerce presión para mejorar la seguridad

image 16

Todo lo anterior sirve de poco cuando el problema es la falta de educación, concienciación, infraestructuras o el mal diseño de las mismas. Podemos quejarnos, pero si no ejercemos presión sobre las autoridades para que adopten medidas e implementen cambios y mejoras, seguiremos saliendo a dar pedales indefensos. Por eso es importante que cada ciclista haga campaña como pueda. Concienciando y educando a sus familiares y amistades para que usen la bicicleta y respeten al ciclista, usando las redes sociales para denunciar los problemas o sumando fuerzas en plan lobby para que no sean otros grupos de presión los que siempre se salgan con la suya. 

image 17

Para finalizar, a los conductores les pedimos el mismo respeto de las normas que exigen a los ciclistas, empatía con quien en lugar de pisar el pedal da pedales para desplazarse, y sobre todo más distancia y menos prisa.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.