¿Qué ropa usar para practicar ciclismo con calor y humedad?

Andar en bicicleta bajo un calor abrasador y/o una humedad insoportable puede ser una experiencia divertida o convertirse en un día para olvidar, depende de la ropa de ciclismo que lleves puesta. Por eso es fundamental elegir y usar el atuendo adecuado para evitar sobrecalentar aún más nuestro cuerpo y al mismo tiempo facilitar que este se refrigere de forma natural lo más rápido posible.

Una prenda inadecuada puede poner en riesgo nuestra seguridad o anular el correcto funcionamiento de otra, así que todo lo que nos ponemos es importante, de la cabeza a los pies::

Casco con abundante ventilación

Elige uno que tenga un buen número de conductos de ventilación para que el aire fluya. Descarta los cascos aero muy cerrados y por supuesto ni se te ocurra llevar un casco de contrarreloj en plena ola de calor si vas a hacer una salida de duración media-larga. Este tipo de cascos mejor dejarlos para las cronos con la bici de contrarreloj. Si eres un triatleta de larga distancia estarás entrenado para soportar el calor, pero aun así hay cascos aero con ventilación que dan buenos coeficientes de aerodinámica.

El casco ha de ser de tu talla. No cojas uno que te quede grande porque aunque entre más aire, el ajuste no será el adecuado. Mucho menos uno que te quede pequeño y te apriete porque cuando lleves un par de horas bajo el sol te va a oprimir aún más y es muy probable que te provoque dolor de cabeza.

Bandana mejor que gorra

Si llevas el pelo muy rapado, tienes poco pelo o eres calvo, es recomendable que uses algo debajo del casco para proteger tu cabeza del sol y evitar quemaduras. Aunque hay gorras de ciclismo específicas para el calor con muy buena transpiración, es preferible que uses una bandana o pañuelo para ciclismo. El motivo no es porque seamos fans de Marco Pantani sino porque las gorras suelen apretar demasiado, la visera sobra y siempre terminan dando más calor que una buena bandana de ciclismo que son mucho más finas, ajustables y cómodas.

La bandana también es útil para ciclistas que sudan mucho. Es una especie de base layer para la cabeza que absorbe el sudor, lo evapora gracias al aire que entra por la ventilación del casco y así evitas que te caiga por la cara y se te meta en los ojos.  

Gafas de ciclismo aunque no haga sol

Más allá de la estética y la pura vanidad, usar gafas es primordial cuando se practica ciclismo. Haga o no calor, luzca o no el sol, la luz ultravioleta siempre está ahí. De igual forma que es recomendable usar crema solar en verano aunque esté nublado, también hay que proteger los ojos de los rayos UV, veamos o no el sol. Date una vuelta por la sección de gafas de sol para ciclismo de Siroko y elige la que más te guste. K3, K3s, polarizadas, fotocromáticas, con efecto espejo… Todas las lentes ofrecen protección UV400 (bloquean cualquier rayo UV con una longitud de onda de menos de 400 nanómetros).

Base Layer - Sujetador deportivo

Puede que parezca una contradicción usar una camiseta interior o un sujetador deportivo debajo del maillot cuando hace mucho calor, pero nada más lejos de la realidad. Las base layers de verano están fabricadas con tejidos muy ligeros y transpirables, y confeccionadas con una estructura de rejilla tipo mesh que es perfecta para los días más cálidos. 

Sin base layer y con un maillot con mala transpiración, este absorbe el sudor pero no lo evapora. Retiene la humedad que al estar en contacto con la piel no permite que tu cuerpo se refrigere rápidamente. En cambio con base layer y un maillot de verano, el tejido disipa rápidamente la humedad a medida que sudas y la expulsa hacia el exterior para mantener tu piel seca y fresca. De esta forma la sudoración puede seguir actuando como climatizador natural y al mismo tiempo obtienes protección para afrontar un descenso.

Aunque las base layer para mujeres ya vienen diseñadas para ofrecer un buen sostén, las ciclistas que prefieran más sujeción (por gusto o porque tiene el pecho grande) tienen sujetadores deportivos específicos de ciclismo con muy buena transpirabilidad.

Maillot de verano

Un maillot de verano ha de estar fabricado con un tejido fino y ligero, que además de buena transpiración también ofrezca protección contra los rayos UV, como por ejemplo los SRX de Siroko. Un maillot de este tipo puedes usarlo en contacto directo con la piel o ponértelo encima de la base layer de verano porque el tejido evapora rápidamente la humedad transfiriendo el sudor al exterior directamente de tu piel o desde la base layer.

Un maillot específico para altas temperaturas y humedad debe de estar confeccionado con diferentes paneles que aporten un extra de protección o ventilación en determinadas zonas. Más protección UV en mangas y hombros, o un tejido más fino o de malla abierta en las áreas del cuerpo donde se genera más humedad para proporcionar una mejor ventilación y evitar el sobrecalentamiento. 

Manguitos de verano

Sobre ellos ya hemos hablado largo y tendido en este otro post del blog. Como todo accesorio de ciclismo no son imprescindibles, pero sí muy útiles por su versatilidad. No ocupan nada y te protegen del sol sin dar calor ni impedir la refrigeración del cuerpo.

Guantes

Hay ciclistas que por costumbre o estética son anti guantes y en cuanto la temperatura lo permite se los quitan. Es más habitual verlo en la carretera que en la montaña. Quizás es que con la MTB la sensación de peligro es mayor, y tener que echar las manos a tierra hace que nos protejamos con guantes largos. Mientras que en la carretera, como las caídas son menos frecuentes, los ciclistas no vemos el peligro de no llevar guantes, irnos al suelo y terminar con las palmas de la mano destrozadas por el asfalto.

Dicho esto, es recomendable llevar guantes todo el año. Cuando hace mucho calor y/o hay mucha humedad su función es doble. Por un lado, mantienen nuestras manos secas para poder agarrar el manillar con comodidad y seguridad, evitando que nos resbalen las manos por culpa del sudor. Y por otro lado, nos permiten secarnos la cara para recoger esa sudoración.

Culote

Con un culote de gama alta como los SRX de Siroko no vas a tener ningún problema en días calurosos y húmedos. Al estar confeccionados por paneles, tienen diferentes tejidos y composiciones en cada uno de ellos dando firmeza y sujeción en las zonas donde más se necesita, y ventilación en áreas donde la sudoración es mayor (malla abierta en la espalda, cadera y cintura). Unos tirantes cómodos y transpirables también son importantes. Y por supuesto una badana que evapore la humedad y disipe el calor de nuestra entrepierna. Si quieres saber más sobre cómo elegir un buen culote, en este post tienes una guía de compra.

Los culotes específicos para altas temperaturas llevan al extremo la ligereza y la transpirabilidad. Son ideales si vives en una zona donde el termómetro se pone habitualmente por encima de 35 ºC, llegando a 40 ºC o más. Si en tu área rara vez hace tanto calor, con un culote de gama alta vas a tener suficiente para todo el año. 

Calcetines + Zapatillas de Ciclismo

Con los calcetines pasa lo mismo que con los culotes. Aunque existen modelos para las altas temperaturas con un tejido más ligero, tipo rejilla, en casi todo el pie, un buen calcetín de ciclismo ya es lo suficientemente cómodo, liviano y transpirable para afrontar días de 30-35 ºC. 

Es cierto que los calcetines ultraligeros para verano funcionan muy bien con calor extremo o si sudas mucho, pero es importante llevar un calzado que no obstaculice la evaporación del sudor. Si usamos unas zapatillas de ciclismo muy cerradas, sin suficiente ventilación, no importa lo transpirables que sean los calcetines ultrafinos porque la humedad quedará dentro de la zapatilla y la sensación de dar pedales con los pies húmedos no es agradable ni durante, ni después de andar en bici (a no ser que te apasione el aroma a queso). 

Lo ideal sería tener dos pares de zapatillas de ciclismo. Uno con aireación normal para los meses menos calurosos, y otro superligero y con mucha ventilación para cuando haga calor. Pero lo habitual es tener solo unas zapatillas, por tanto es mejor elegir las de verano y usar cubrezapatillas y/o un calcetín de ciclismo normal o de merino según baje la temperatura.

¡Espera! Antes de salir a pedalear bajo el sol. Aquí tienes 7 consejos para combatir el calor

← Volver al blog

También te puede interesar...