cubiertas

Cómo elegir cubiertas y cámaras de bicicleta – Guía Básica de Compra

De todas las piezas que componen una bicicleta, los neumáticos y las cámaras son (si todo va sobre ruedas) lo primero que tenemos que cambiar. Para guiarte en el variado y confuso mundo de las cubiertas hemos elaborado esta pequeña y práctica guía que contiene los siguientes puntos:

  • Cuándo hay que cambiar las cubiertas. 
  • Cómo elegir el tamaño correcto para tu bicicleta.
  • Cómo escoger el tamaño de cámara y válvula adecuado.

Cuándo hay que cambiar las cubiertas

El cambio de zapatos de tu bicicleta puede ser por desgaste o por una avería (corte, pinchazo grande) que lo deja inservible. Además las cubiertas tienen caducidad y se degradan con el paso del tiempo, uses o no la bicicleta.  Pero ¿cómo saber cuando los neumáticos de tu bicicleta están gastados o caducados?. Aquí van unas cuantas señales visibles para que lo detectes:

bike tires wear signs
  • No se ven los indicadores de desgaste. Son unos pequeños hoyuelos en la parte central de la banda de rodadura. No todas las cubiertas los tienen.
  • El dibujo o el taqueado (si los tiene) ha desaparecido o está roto. Primero desaparece en la zona central, pero también puedes perder o romper tacos en los laterales.
  • Si ves la carcasa es que te has pasado tres pueblos.
  • Banda de rodadura con forma irregular. Puede haberse desgastado por ir con poca o mucha presión, o que la carcasa haya sufrido alguna deformación.
  • Pequeños cortes y agujeros en los que hay piedras, madera, vidrio… que pueden provocar un pinchazo.
  • Si la goma empieza a agrietarse o los tacos a desprenderse, es que la cubierta está caducada.
  • Hilos sueltos en los flancos.

Estas otras pistas no visibles también pueden ser indicativas de que es hora de renovar los neumáticos:

  • Sufrir muchos pinchazos.
  • El manejo de la bicicleta se hace más difícil.
  • El sonido del rozamiento aumenta.
  • Derrapes o falta de agarre en las frenadas.
  • Inestabilidad en las curvas.

Cómo elegir el tamaño de cubierta para tu bicicleta

La forma más fácil y directa es mirar el tamaño de tu cubierta actual. En el flanco tienen que aparecer unos números que indican el diámetro exterior y la anchura. Algo así:

image 17

El primer número es el diámetro o tamaño de la rueda, y el segundo es el ancho del neumático. Los distintos números en las imágenes se corresponden a dos de los tres estándares:

  • Estándar inglés en pulgadas: 26×2.0 y 29×2.40 
  • Estándar francés en milímetros: 700x32c y 700×25

El tercer estándar, el ISO/ETRTO, también mide en milímetros, pero, como puedes ver en esta imagen, el ancho es la primera cifra y la segunda es el diámetro interior, no el exterior.

image 18

Si quieres saber las equivalencias entre los estándares aquí tienes más información.

Es muy raro que tu cubierta actual no tenga algún número, pero por si acaso estos son los tamaños más habituales:

  • 700c. El más habitual en bicis de carretera, CX, gravel e híbridas.
  • 650c. Común en tallas pequeñas de carretera y en algunos modelos de gravel.
  • 26”. Bicicletas de montaña y urbanas viejas. Aún hay algunos modelos en grandes supermercados.
  • 27.5”. Un tamaño intermedio en el MTB que con el tiempo se ha quedado en tierra de nadie.
  • 29”. El estándar en las bicicletas de montaña.
  • 12/16/20/24”. Exclusivos en bicicletas para niños como explicamos en este artículo.

Aunque acertar con el diámetro es primordial, la anchura del neumático también es muy importante. Tu bicicleta, tus llantas o tus frenos de zapata pueden no admitir mayor anchura. Si vas a comprar una cubierta más ancha, comprueba primero que puedes montarla en tu bici. Los anchos más habituales son:

  • Bicicleta de Carretera: Desde 23 mm a 32 mm. El ancho más común es 25 mm. No todas las bicicletas admiten más de 28 mm. 
  • Bicicletas de Montaña: Desde 1.9” en bicicletas de Cross-country hasta las 5” de las fat bikes. No todos los modelos y tipos de MTB admiten tamaños muy anchos.
  • Bicicletas de Ciclocross. Entre 28 y 35 mm. En competiciones UCI no está permitido usar más de 33mm. 
  • Bicicletas de Gravel. Entre 32 y 50 mm. No todas las bicicletas gravel tienen espacio para cubiertas muy anchas.
  • Bicicletas híbridas y urbanas. Entre 30 y 40 mm. 32mm es el ancho más habitual.

Cómo escoger el tamaño de cámara y válvula adecuado

El tamaño de la cámara debe ser el mismo que el tamaño del neumático (la primera cifra en el estándar inglés y francés). Es decir para una bicicleta de carretera que usa cubierta de 700×25 necesitamos una cámara cuyo tamaño sea 700. Para una MTB de 29×2.5 necesitamos una cámara de 29”. 
Las cámaras se estiran cuando las hinchamos con lo cual verás que una misma cámara te sirve para distintos anchos de cubierta. Aquí tienes varios ejemplos:

image 19

Comprueba que el ancho de tu cubierta está dentro del margen de la cámara y que el tipo de válvula es válido para tu bici. Como puedes ver en la imagen los dos tipos más habituales son:

  • Presta. Válvulas finas con una pequeña tuerca en la punta que se desenrosca para inflar la cámara y se vuelve a roscar una vez inflada. 
  • Estándar o Schrader. Como las de los coches, solo hay que desenroscar el tapón para inflar.

Una válvula Schrader no entra por el agujero de una llanta para Presta. Una válvula Presta se puede usar con un adaptador en una llanta para Schrader.

Existe un tercer tipo de válvulas, las Dunlop, pero no son muy habituales.
Por último debes fijarte en la longitud de la válvula. Si tus llantas tienen un perfil alto necesitarás una válvula más larga.

image

Hasta aquí la guía básica para elegir cubierta y cámara para tu bicicleta. En futuros artículos profundizaremos más en los distintos tipos de cubiertas para carretera, montaña y gravel. Qué opciones hay en el mercado, cuáles son sus diferencias y por qué hay tanta variedad de precios. 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.